Dark Mode On / Off

Y Dani nos dijo: «El de la foto es mi padre»

V parte de «Almuerzo en lo alto de un rascacielos»

Es de agradecer el interés que han suscitado estos artículos, tanto entre nuestros numerosos lectores como entre algunos medios de comunicación.
Los cuatro artículos anteriores:
Almuerzo en lo alto de un rascacielos
Los que construyeron los rascacielos de Nueva York
Un balmasedano en Nueva York
Dani Ibargüen (Peter, el vasco) visita a su familia

que han tenido en su conjunto más de 6.000 visitas, han conseguido interesar a los medios de comunicación autonómicos.

Después de comunicarnos y mantener largas conversaciones con los familiares de Ignacio Ibargüen en Bizkaia, hemos conseguido recopilar nuevas informaciones que ofrecemos a nuestros lectores. También se muestra la información recogida en el gran archivo FamilySearch.

______________________________________________________________________________

Los padres de Ignacio Ibargüen habían fallecido, su madre Micaela Moneta y Luzuriaga, murió el 11 de febrero de 1941 en Valmaseda, como puede verse en la necrológica que nos ha facilitado la familia, por lo que dejaron de tener contacto con la rama vizcaína. Continuaron con su vida hasta que en el año 1957, a la edad de 57 años, murió Ignacio Ibargüen en Nueva York y su mujer, Esperanza Ojinaga, decidió venir a visitar a su familia.

_____________________________________________

La visita de Esperanza Ojinaga

Sería el año 1958, cuando Esperanza Ojinaga vino a Bilbao en busca de su familia y la de su difunto marido. Esperanza había nacido en Berango (Bizkaia) en el año 1911 y llegó a los Estados Unidos el 05/04/1917, con tan solo 6 años de edad, acompañada por Juan Sangronis, residente en Leguecho (¿Guecho/Getxo?) de 18 años de edad. En la ciudad les esperaba su ¿abuelo materno? Juan Sangronis. Según la información obtenida, Juan Justo Sangronis nació el 05/03/1871, en la ciudad de Buenos Aires, Argentina y emigró a los Estados Unidos.

Anotación en el libro de Inmigración de la Isla de Ellis el 05/04/1917

Cuando Esperanza llegó a Bilbao caminaba arriba y abajo por la calle Uribarri nº 12, cerca de la casa de Felisa, la hermana de Ignacio Ibargüen, cuando un joven que estaba en la ventana se percató de su presencia y se lo dijo a su madre; ésta bajó a preguntar a quién buscaba y de esta manera se conocieron las dos familias, la de Nueva York y la de Bilbao.

Anteriormente, Carmelo Ibargüen, residente en Balmaseda y hermano mayor de Ignacio, que también había emigrado a Argentina siendo el único hermano que regresó, se enteró de la muerte de su hermano por medio de Gonzalo, jefe de la estación de tren de Balmaseda, que tenía un familiar en Nueva York y le había comunicado que vio la esquela publicada en un periódico local. Entonces Carmelo se puso en contacto por carta con Esperanza, la viuda de su hermano, y le dio la dirección de Felisa, en Bilbao.

Una vez reunida con su cuñada, Esperanza visitó a sus otros familiares que residían en Balmaseda. Carmelo le había indicado la dirección de Bilbao porque era más fácil de encontrar que la suya, cuando ir a Balmaseda no era tan sencillo, pues el tren tardaba más de una hora. Después de esta visita y tras su regreso a Nueva York continuaron manteniendo el contacto por carta. Fruto de esta comunicación epistolar, es seguro que se lo dijera a su hijo Donald (Dani), que trabajaba en la compañía aérea PAN-AM.

______________________________________________

Las visitas de Donald «Dani» Ibargüen

Unos años más tarde, en 1960 o 1961, llegaron a Balmaseda dos hombres, uno rubio y otro moreno que solo hablaban inglés, resultando ser Donald (Dani, Peter, el vasco) y un amigo que trabajaba con él. Se quedaron unos días alojados en la casa de Carmelo, en la calle de La Cuesta; unos días más tarde se fueron a recorrer España, llegando a Sevilla, Jerez de la Frontera y otros lugares hasta que regresaron a América.

En los años posteriores la relación fue por carta y, curiosamente, Donald (Dani) escribía en castellano y su tío aprendió algo de inglés. Después de la primera visita, continuó viniendo de forma regular casi todos los años e, incluso, dos veces al año. En uno de estos viajes asistió a la boda de su prima. Dani trabajaba en la PAN-AM como supervisor de vuelos y los viajes le resultaban muy económicos. Siempre llegaba cargado de regalos para sus familiares.

En uno de esos viajes, por los años 80, trajo de regalo unas camisetas de la NBA para los primos y demás familia, entonces, para corresponder a los regalos, la mujer de Javier Ibargüen, Mari Pili, compró en el Corte Inglés una foto de Nueva York, la famosa fotografía de los trabajadores en la viga del Rockefeller Center y Javier la enmarcó para regalársela a su sobrino. Al abrir el regalo a Donald (Dani) se le escaparon unas lágrimas por la emoción, pero no por el regalo en sí, sino porque resultó que uno de los trabajadores que aparecían en la foto era Ignacio, su padre. De esta forma la familia vizcaína supo por Donald (Dani) que “el segundo por la izquierda era mi padre”.

En las posteriores visitas, Dani se interesó por la cultura y tradiciones del País Vasco y decía que tenía la mejor familia del mundo, afirmación que hacía con mucho orgullo. Se puso en contacto con la Casa Vasca de Nueva York, participando en el grupo de danzas y aprendiendo euskera. Su ilusión era jubilarse de su trabajo en la PAN-AM y venir a vivir a la tierra vasca de sus amores, la tierra de sus ancestros. Pero la compañía aérea quebró en el año 1991, tras el atentado terrorista de Lockerbie, en Escocia, y se quedó sin su ansiada jubilación, teniendo que trabajar en un colegio para mantener los beneficios sociales.

Compañeros de trabajo de Dani tras la quiebra de PAN-AM

____________________________________________

Tenía problemas con las rodillas y se interesó por la posibilidad de operarse aquí, en Basurto, porque decía que en Nueva York solo se podía operar de una. Esto fue en el año 1997.
Regresó por última vez a Nueva York en el año 1999 y, tras enfermar de cáncer a los huesos, murió en el año 2000, el 1 de septiembre.

Anotación correspondiente a la defunción de Peter D. Ibarguen

____________________________________________

NOTA DE LA EDITORIAL

Toda esta información se considera provisional, redactada con los datos recogidos hasta la fecha y son modificados a medida que obtenemos nuevos datos, por lo tanto, deben ser considerados como provisionales.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Total Page Visits: 1519 - Today Page Visits: 2

Artículos recomendados

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *