Dark Mode On / Off

Memoria Histórica Balmaseda Memoria Historikoa. 1940-1950

Autores: Javier Barrio Marro – J. T. Sáez «Pikizu»
Memoria Histórica Balmaseda, 1940-1950

Balmaseda, años 40.

Después de tres años de sangrienta guerra civil, que asoló el país, la sociedad española se encontró inmersa en una situación catastrófica en la que faltaba de todo, especialmente los alimentos.  Inmediatamente aparecieron el hambre y las necesidades, instaurándose instituciones como el Auxilio Social, el Padrón de Beneficencia, las cartillas de Racionamiento, el Plato Único, la Navidad de los Humildes y la roturación de terrenos municipales. Aunque algunas de estas medidas ya habían sido puestas en práctica en años anteriores, durante la década de los 40 tuvieron una enorme importancia.
Todos trabajaban sin descanso, tanto los hombres como las mujeres, porque los salarios eran muy bajos y no llegaba para cubrir las necesidades básicas de las familias. Tras una larga jornada laboral, algunos se dedicaban a “meter horas” en la misma empresa o en otras de distinto gremio. La mayoría dejaba los estudios a los 14 años (incluso algunos antes), para entrar a trabajar en las grandes empresas balmasedanas, Fabio Murga, Talleres y línea de La Robla, Boinas La Encartada, el comercio de la villa y los numerosos talleres de muebles que comenzaban a proliferar.
Pero una gran parte de la población si no era hambre, continuaba teniendo necesidades, por lo que unos pocos se dedicaron al estraperlo que, en Balmaseda, tuvo una enorme importancia al ser un nudo ferroviario importante y estar situados los talleres generales de los Ferrocarriles de La Robla.
En el aspecto social, una pequeña parte de la población partidarios de los vencedores dirigían el devenir de la mayoría de los balmasedanos, haciendo cumplir unas Leyes y normas absolutamente restrictivas encaminadas al adoctrinamiento de una sociedad que, si bien las acataba, no estaba en absoluto de acuerdo con ellas. El peso de la religión en la vida diaria se dejaba sentir con especial rigor.
Surgió entonces una enorme solidaridad entre la población que compartía lo poco que tenía y se divertía, dentro de las penurias soportadas, en el baile dominical, en la romería de San Roque, en la feria y romería del Carmen, pero sobre todo, en las grandes fiestas de agosto, Nuestra Señora, San Roque y San Roquillo. Se potenció también la cooperación en proyectos artísticos en los que participaron balmasedanos de todas las condiciones sociales y de diversas ideologías, como fueron las zarzuelas.
Fue sin duda una sociedad que tuvo que soportar los rigores de un Régimen dictatorial, las penurias del hambre y las necesidades, sin embargo, la mayoría de los entrevistados que vivieron durante esos años afirman que fueron felices. Este es el relato de los difíciles años 40 recogido de la narración hechas por varias personas de nuestra villa.

__________________________________________________________

Para ver la imagen ampliada pulsa sobre ella.
Para salir pulsa fuera de la imagen.

Página 13
Página 15
Página 41
Página 43
Página 14
Página 16
Página 42
Página 44

__________________________________________________________

Libro subvencionado por:
Ayuntamiento de Balmaseda/Balmasedako Udala
Gogora. Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos del Gobierno Vasco

_____________________________________________________________

FORMATO

El libro tiene un formato de 17×24 cm. y consta de 248 páginas en blanco y negro.
Contiene numerosas fotografías, planos y noticias de prensa de esos años.

______________________________________________________________

OPCIONES DE COMPRA

PVP: 10 euros (Europa) + gastos de envío. Pulsa en el enlace de tu país.
Para Europa selecciona el país en la casilla correspondiente.

__________________________________________________________________

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Total Page Visits: 145 - Today Page Visits: 1

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *